Buscame en Follow czeroberto on Twitter (o mejor hacele clic al botón)... y si te gusta el blog, podés también darle like a la página en Facebook

Wednesday, February 16, 2011

Ojalá y baje el precio de los metales

Siempre he tenido la convicción de que manejar por Managua es comparable a una especie de juego de video, se debe estar atento a cualquier sorpresa, ya sea un caballo, vaca, perro o manjol destapado. Hace una semana debo haber estado en el nivel de dificultad “Experto”; tres manjoles destapados en un transcurso de 100 metros. Dos días después, lado opuesto de la ciudad, misma escena. Demasiada casualidad, incluso para Managua.

Para nadie es un secreto que las tapas de los manjoles desaparecen para ser transformadas en pailas de diversos tamaños, quizás para ser “recicladas” o vendidas por libra. “Es la necesidad de la gente” me dijo alguien el otro día. ¿Necesidad?. Vamos a ver.

Primero, para levantar una de esas tapas y cargarlas por algunos kilómetros se necesitaría una especie de transporte, y no hablo de una teoría sobre alienígenas construyendo las pirámides de Egipto, me refiero a un vehículo automotor, o quizás un coche de acarreo. Para los que no les gusta que redunde: quien se lleva una de esas tapas tiene un medio de trabajo, por ende, no es un desempleado.

Segundo. La tapa tiene que llegar a parar a alguna fundidora, lugar de reciclaje o chatarrería. En cualquier caso, a una empresita. Cada una de esas tapas vale entre 100 y 200 dólares, y yo supondría que una vez fuera de ese “negocio”, su valor habrá aumentado, digo, por haberla convertido de tapa de manjol a porra sopera. Valor agregado pues. En todo caso, con lo poco que sé de administración de empresas, supondría que el costo de transportar la tapa, fundirla, etc, debe ser menor que la ganancia, porque ¿sino es un negocio rentable, porque hay tantos manjoles destapados en las calles de Managua?

¿Por qué a nosotros los managüenses parece no importarnos? (a parte del hijoeputazo que lanzamos cuando caemos en uno, y la eventual captura de una banda). ¿Por qué aunque se está perjudicando al Estado nicaragüense, causando gastos innecesarios mientras miles de personas no tienen acceso a agua potable, no se oye hablar de una operación encubierta para capturar a los destapa manjoles?. ¿Será que tan poca importancia tiene?.

Para mí el mensaje es: a los que parece perjudicar es a los “culitos rosados” que andan en carro, así que no es para tanto. Claro, porque ya se sabe que los buses no caen en esos manjoles destapados, no, qué va. Imposible es caer en uno de esos manjoles si se va caminando despistado por la calle, faltaba mas. No, no es un problema, son los “culitos rosados” y sus desviaciones pequeño burguesas, eso de quejarse y pedir más atención de las autoridades, imagínate vos clase pérdida de tiempo.

Me preocupa el punto al que hemos llegado. Ante un robo, o llamémoslo “vandalismo” si acaso suena menos fuerte, lo entendemos y justificamos porque la gente está “necesitada”. Mientras, el empresario que se lucra al final, se reirá de la ingenuidad de todos nosotros, igual que el malo en el juego de video antes de que te recuerden: “Game Over”.

Actualizado 17 de febrero, 8 am

2 comments:

  1. Verídico...
    Qué agarren a l@s jodid@s que están comprando esas tapas... quienes a la vez se convierten en cómplices al no denunciar el robo.
    Jum...voy a empezar a preguntar...

    ReplyDelete
  2. De hecho es ilegal. Creo que penaban a las personas que trafican esto, desde el que la vende hasta la fundidora.

    ReplyDelete