Buscame en Follow czeroberto on Twitter (o mejor hacele clic al botón)... y si te gusta el blog, podés también darle like a la página en Facebook

Wednesday, March 23, 2011

Nicaragua, CON RESERVAS

Imágenes de funcionarios de la presidencia de Reagan, incluido el mismísimo presidente hablando sobre el escándalo Irán-Contra, todos tratando de minimizar el asunto como si se hubiera tratado de perder unos veinte pesitos en el bus. Luego, una locución que rompe y dice algo así como “no había nada más importante que Nicaragua”, el reflejo del Síndrome del Centro del Mundo. Así empieza el programa de televisión SIN RESERVAS, del chef Anthony Bourdain sobre Nicaragua.

Para aquellos que hemos visto el programa antes, nada nuevo. Este chef busca no sólo hacer un viaje casual a un país para comer uno que otro plato extraño, sino también retratarlo; su gente, historia y presente.

Hasta aquí, todo bien. Un día después de su transmisión en The Travel Channel, comienza la “compartidera” de un link a un sitio donde se puede ver y descargar el episodio completo en HD. Minutos después, en ese nuevo proceso de análisis que ocurre en segundos y que tiene la profundidad de un charco de agua, muchas personas comienzan a cambiar sus status y a opinar en las paredes de medios de comunicación y “personalidades” nicas del Facebook.


Algunos “comentaristas” de verdad encachimbados porque el chef se le ocurrió ir a La Chureca; “Qué barbaridad, otra estrategia de La Derecha para desestabilizar la imagen del país en el extranjero”. Otros, preguntándose por qué alguien querría ir a La Chureca habiendo tantos lugares bellos en Nicaragua.

Otros, felices y al punto del éxtasis (como yo, aunque no cambié mi status), no sólo porque el mae se haya comido una hamburguesa frente a Matrix en Carretera a Masaya, sino porque el programa es bueno, y uno siempre idealiza este tipo de “sucesos”, ver a alguien que uno admira tomarse una Toña en el parqueo de una Esso, pué sí, lo que hacen miles de nicas todos los fines de semana, me emociona, qué le vamos a hacer.

Por qué la gente empieza a crear teorías conspirativas sobre un programa de televisión de comida y turismo, se me escapa, quizás es que soy demasiado inocente, tal vez ignorante. Me parece increíble que haya nicaragüenses dispuestos a tapar el sol con un dedo. Enojarse porque alguien se le ocurre ir a La Chureca, conocer de cerca la realidad que viven cientos de familias, es una hipocresía como mínimo.

Tampoco es que La Chureca es un secreto. Por ahí anduvo la Vicepresidente del Gobierno español, por ejemplo, que prometió un proyecto millonario y que ahora se está ejecutando. ¿Alguien pensó que era una conspiración?, pues llegados a este punto cuidado y sí.

Es cierto, queremos “vender” turisticamente nuestro país en el extranjero, pero con dignidad. La dignidad me parece no pasa por ocultar nuestros problemas ante un chef, no pasa por hacernos los suecos, porque no, nuestra realidad no es la de Suecia, donde valga la aclaración, también tienen sus problemas. La dignidad me parece pasa por sabernos capaces de mejorar y resolver esos problemas por nosotros mismos, quizás no hoy, pero ¿por qué no mañana?.

4 comments:

  1. La verdad que a mí me gusto el programa, en el segmento que hace en la Chureca, mmm que vamos a hacer es una realidad que tiene Nicaragua, lo que me parece bueno es que tal vez con el programa ayude a que organizaciones extranjeras implementen nuevos proyectos para ayudar a las familias que viven en esas condiciones.

    ReplyDelete
  2. Mildred LargaespadaMarch 24, 2011 at 9:20 AM

    Nicaragua tiene La Chureca, en proceso de desaparición por fortuna, y eso revela los contrastes del país. Me pareció correcto que el chef haya reflejado eso, y también todo lo demás. Me impresiona la capacidad de cronista que tiene, mezclando el arte de la cocina, con la realidad del país. Y tu post, bien escrito, fresco y hondo.

    ReplyDelete
  3. Marien, gracias. Mildred, igual. La narrativa de Sin Reservas es tremenda en realidad, inspira.

    ReplyDelete