Buscame en Follow czeroberto on Twitter (o mejor hacele clic al botón)... y si te gusta el blog, podés también darle like a la página en Facebook

Monday, August 8, 2011

#Nicaragua; tierra de lagos, volcanes y cheles

Por cosas de mi trabajo regularmente me toca buscar fotografías en Flickr para ilustrar artículos. “Social media”, “tecnología”, uno se puede encontrar fotos de todo, con permisos que permiten su utilización libremente a cambio de dar el crédito de la imagen. Una maravilla.

Sin embargo, hace un tiempo me percaté al buscar “Granada Nicaragua”, que la mayoría de los resultados eran fotografías estilo “postales” de edificios, niños, lugares turísticos, etc, la mayoría tomadas por extranjeros, cheles en el sentido nica de la palabra, que han inmortalizado y subido a la Web su visión de “la gran sultana”.

Estoy tratando de que esta entrada no suene a algún tipo de propaganda nacionalista barata. Así que me apuraré a aclarar mi punto. Se calcula que el 10% de nicaragüenses tiene acceso a Internet, es decir, unas 600 mil personas (algunos calculan que es más), en comparación, cada año llegan a Nicaragua aproximadamente medio millón de turistas. Es decir, que esas cifras están casi “taco a taco”. Y si es así, por qué parece entonces que la mayoría de las fotografías que encuentro en Flickr son de algún turista. Y no es necesario ser un consultor sesudo para llegar a la conclusión de que, los turistas están más preparados y motivados a ser creadores de contenido para la Web que los nicas.

Thursday, August 4, 2011

Devaluación de valor y valores

A aquellos que esperan leer a continuación alguna cátedra de economía, les digo lo que les digo a todos cuando me hacen preguntas que incluyen números: “por algo estudié comunicación social, donde la única clase que llevamos de matemática fue estadística” -y debo confesar que tampoco aprendí mucho en ella-.

De un tiempo para acá, más específicamente desde que trabajo por mi cuenta, me he venido percatando que el valor de mi trabajo se ha venido devaluando. Siempre que uno envía una cotización, le sigue una petición de rebaja, la cual a veces incluso viene acompañada de una amenaza: “bueno, sino podés ofrecerlo más barato, hay varias personas sin trabajo que seguro lo harán por menos”. A lo que usualmente uno accede, aún sabiendo que el trabajo no vale eso, ni siquiera seguro si ese precio cubrirá todos los gastos que implica “x” proyecto.

Y a partir de ahí, una cadena de cosas. Como a mí me piden que cotice bajo, entonces a quienes subcontrate también tendré que pedirles que bajen sus honorarios, haciéndole también la misma amenaza si es necesario, aún sabiendo que esto puede ocasionar que la calidad del producto no sea la mejor.