Buscame en Follow czeroberto on Twitter (o mejor hacele clic al botón)... y si te gusta el blog, podés también darle like a la página en Facebook

Monday, October 31, 2011

La arrogancia de decidir por otros o gracias a Dios la tierra es redonda

Usualmente al hacer una pregunta de vital importancia finjo la voz para dar un toque humorístico al asunto. Es un método de protección personal bastante tonto, pero incontrolable. Sin embargo, para el tema del que quisiera “hablar” en esta entrada, seré lo más serio posible.

Imagino que la mayoría tiene conocimiento del caso de la niña de 12 años embarazada producto de una violación, originaria de la comunidad indígena Walpasiksa, RAAN. La niña fue trasladada al Hospital Bertha Calderón en Managua, donde es atendida de manera especial al presentar múltiples complicaciones a causa del embarazo a tan temprana edad.

Del caso nos hemos dado cuenta por la cobertura de medios como El Nuevo Diario, que a partir del sábado ha dado seguimiento al caso, confirmado casi de inmediato por la Coordinadora de Comunicación y Ciudadanía del Gobierno, Rosario Murillo, quien dijo a un medio "nuestro deber es defender la vida".

En estos días me han rondado dos preguntas: ¿Los editores y periodistas de El Nuevo Diario se hubieran dado cuenta de este caso si la niña no hubiera sido trasladada a Managua, es decir, si siguiera en su comunidad? ¿Cuántos casos similares a éste han ocurrido desde la penalización del aborto terapéutico, sin nosotros darnos cuenta?

Friday, October 14, 2011

Del bar que siempre quise tener y otros sueños

Mucho antes de tomar mi primer sorbo de cerveza quería ser policía o bombero. En los muñequitos parecían personajes admirados por todos, odiados sólo por los “villanos”. Ya cuando empecé a beber cerveza, y después ron, me surgió la idea de tener un bar, sueño recurrente que aún todavía me sorprende en momentos de ocio o frustración con mi actual trabajo.

Seguro que algunos de los que están leyendo han tenido la misma idea. Ahí estaría yo detrás de la barra poniendo un playlist de música maravillosa, nada que ver con la que siempre ponen en los bares de Managua, esa que hace que los fines de semana sean un “Loop” infinito. Ahí estaría platicando con los broderes, sirviendo cervezas super heladas, unos traguitos técnicos, todo a precio aterrizado, nada de tostones con queso a precio de exportación. El baño estaría siempre limpio, todo el mundo feliz, algo así como la canción de Hombres G “Visita nuestro Bar” (que estaría en mi playlist, claro).

Y siempre que tengo este sueño me veo detrás de la barra, haciendo de jefe. El baño estaría limpio, pero yo no sería el que lo limpiaría. ¿Quién entonces?, no sé. ¿Y esos días que hay que cerrar hasta las mil?, no sé, tal vez yo o alguien más. ¿Y si toca correr a un bolo, aunque sea tu broder?, ala eso me preocupa... Y entre más preguntas me hago, más me voy dando cuenta que no tengo un plan de negocios muy concreto que digamos, y tampoco es por desanimarme, pero la cosa suena complicada. Soy un aguafiestas, lo admito, me lo han dicho varias veces.