Buscame en Follow czeroberto on Twitter (o mejor hacele clic al botón)... y si te gusta el blog, podés también darle like a la página en Facebook

Friday, February 24, 2012

Aquí no pasa nada, miremos para otro lado


Esta semana una noticia me sacudió de mi “zona de seguridad”: la muerte de la corresponsal del Sunday Times, Marie Colvin, y del fotógrafo francés Rémi Ochlik, mientras realizaban su trabajo en Homs, Siria (junto a unas 24 personas más ese día).

La casa donde estaban refugiados junto a otros periodistas, quienes también resultaron heridos, fue fuertemente bombardeada por las fuerzas armadas del gobierno, al igual que otros edificios y residencias de esa ciudad.

Noticias así ocurren todos los días, desgraciadamente. ¿Por qué ésta me sacudió entonces?. Nicaragua, como parte de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), apoya al gobierno sirio, o lo que es lo mismo, al Presidente de ese país Bashar Al Assad, a quien se oponen algunos sectores de la población siria, dispersos en algunas ciudades. Homs una de ellas.

Para nadie es secreto que nuestra economía depende cada día más de Venezuela, líder espiritual del ALBA. Habrá quienes ven en esto un peligro (dependencia); otros que expresan un odio tan “desde el alma” hacia el Presidente venezolano que han perdido credibilidad y cordura; y quienes agradecen el apoyo de Venezuela como parte de un todo, que es el proyecto socialista, solidario y cristiano en el que se encuentra Nicaragua.

Para estos últimos, el apoyo que Nicaragua da a Siria es un paso necesario hacia ese fin, que es sacar de la pobreza a miles de familias nicaragüenses. Qué importa si en algún lugar del mundo están muriendo personas por la represión de un gobierno, aquí todo bien, vamos hacia delante con nuestro proyecto.

Friday, February 3, 2012

Revisión de Medio Término

- A mis amigos que les gusta inventar términos


Siempre he pensado -"qué onda con esa gente que escribe frases antes de un artículo de opinión". A veces, la cita o dedicatoria está tan desligada del texto que le sigue, que la única explicación lógica que se me viene a la mente es que el autor me está jugando una broma. He leído de todo, desde citas de gente famosa en plan faránduleo, hasta extractos complicados y enredados de libros que nunca leeré, porque solo de pensar en esa cita, me produce una pereza solo comparable a la que uno sufre después de un gran bacanal.

Hoy quiero escribir sobre una conversación que tuve con Migomismo, un broder managüense como yo. Al terminar el 2011, como todos los años, Migomismo se prometió un par de cosas, entre ellas, dejar de fumar paulatinamente, bajar las libras que se le acumularon durante Diciembre (y por qué parar ahí, quizás podía bajar un par de libras más). Se prometió también ser puntual, en fin, ser una "mejor persona".

Migomismo, mientras encendía su quinto cigarro desde que empezamos la conversación, me confesó que estaba fallando estrepitosamente en cumplir sus resoluciones de fin de año, que después de un poco más de un mes de haber empezado el 2012, las cosas seguían igual.

Mi amigo es de esas personas que, cuando se acuerdan de sus promesas, les da un verdadero sentimiento de fracaso no poder ser disciplinado. "Y es que uno debería de poder controlarse a uno mismo" me dijo una vez, "pues, sino somos como los perritos que saltan sobre la primera pierna que ven".

Traté de consolarlo diciéndole que seguro había cientos, qué!, miles de personas en su situación, que yo personalmente había visto el parqueo de gimnasios de la capital donde no alcanzaba ni una enchilada, y que ahora, al empezar febrero, aquello parecía una manifestación en contra del gobierno.

Migomismo se río, aunque no le gustó mucho el chiste de la manifestación. Yo, al ver que la cosa se podía tornar en una de esas conversaciones sobre politiquería nica de las que me corro, y que sé que Migomismo disfruta, me dije, "es hora de irse". Inventé una excusa y la platica terminó, como muchas otras conversaciones llenas de contradicciones.