Buscame en Follow czeroberto on Twitter (o mejor hacele clic al botón)... y si te gusta el blog, podés también darle like a la página en Facebook

Friday, January 4, 2013

Las coincidencias no existen

De entrada aclararles que mi conocimiento de las matemáticas y cualquier cosa relacionada es casi nulo. Decirles que el único recuerdo que tengo de álgebra, por poner un ejemplo, es la portada del libro Baldor; un señor con vestimentas árabes delante de un paisaje que me hacía querer escapar y vivir aventuras desconocidas, pero de "X" o "Y" lo justo para estar aquí con mi Licenciatura en Periodismo en Pijama.

Valga la aclaración por lo siguiente. Hace unos días, una amiga me contó en un ejercicio de búsqueda de paz mental, que en su niñez sufrió de abusos. Alguien cercano a su familia le tocaba y manoseaba, luego la amenazaba que si decía algo nadie le iba a creer. En este caso, el abusador no llegó a más y mi amiga ha podido con los años sobreponerse a seguir viendo al comemierda ese durante todo este tiempo en eventos familiares (disculpas por el lenguaje fuera de tono, pero no encuentro razón para usar palabras disfrazadas para describir al sujeto ese).

Mientras me lo contaba, recordé relatos de abusos de dos amigas más. Una de ellas sufrió durante muchos años, y en ese caso el abusador sí llegó mucho más lejos. Ella denunció a ese otro comemierda y nada ocurrió, su familia le dio la espalda mientras todos le decían mentirosa y acusaban de querer herir a la familia. Así hasta ahora que ella ha tenido que aprender a perdonar, pasar página y tratar de vivir con las secuelas.

Ninguna de mis tres amigas estaba en "situación de riesgo", como dicen en lenguaje ONGesista. Ninguna vivía en un hogar pobre, en hacinamiento, o sus abusadores sufrían de alcoholismo o drogadicción.


Los abusadores, como les dije, eran parientes políticos o amigos de la familia. Pero bien pudo haber sido un hermano, un primo, un tío. El peligro no estaba "en la calle", sino dentro de la familia, una amenaza para la que muchos padres no parecen estar preparados.

Yo no tengo la más mínima idea de cuál es la probabilidad de que alguien como yo conozca a tres mujeres jóvenes que hayan sufrido abusos. Imagino que en Nicaragua el número de mujeres que han sufrido algún tipo de abusos debe ser alto, porque yo la verdad no creo mucho en las coincidencias.

Aclaro también que no estoy hablando de amigas que de repente empiezan hablar de sus historias en una mesa de tragos, sino de mujeres que evitan hablar del tema y en algunos casos lo tratan de mantener en secreto, y me han contado estas historias como una manera de sobrellevar sus vidas.

Cuando escuché a mi amiga me prometí escribir sobre esto. Yo sé que en los periódicos un día sí y otro también, se cuentan historias de mujeres que han sufrido abusos que muchas veces terminan en muertes violentas. Lamentablemente es muy probable que ese sea el caso si la historia está en la página de Sucesos, o quizás se recojan estadísticas y números si está en Nacionales, junto a la opinión de algún experto y la historia anónima de alguna víctima.

Y todo aquello se siente lejano, algo que le pasó a alguien en algún lado, -"seguro estaba en alguna situación de riesgo"- pensarán algunos mientras leen las historias. Yo que tengo amigos jóvenes con hijos, espero que estén preparados para esos peligros de "dentro", porque como les digo, no creo que sea coincidencia.

Quisiera invitar a amigas y amigos blogueros a "destapar" un poco este tema. No contando historias personales, porque creo que eso puede ser peligroso, sino advirtiendo de los riesgos que existen a los lectores de sus blogs, quizás compartiendo tips de cómo identificar a niñas y niños que estén sufriendo abusos, algún poster, etc, como ya lo han hecho algunas blogueras en redes sociales y sus propios blogs.

* Quejas y sugerencias utilizar el espacio de abajo o dirigirlas a @czeroberto en Twitter o visitar el  Facebook del Periodista en Pijama.  

** Pequeño comercial: Si les gusta el blog, les pido se inscriban al boletín a través de correo electrónico que se envía cada vez que hay un nuevo artículo. Dar clic al link: Suscribirse a Periodista en Pijama por correo electrónico 

***actualizado 7.1.2013

22 comments:

  1. Me sumo periodista en pijama... esto de motivarnos a "destapar" un poco este tema es respetable... :)

    ReplyDelete
    Replies
    1. creo que desde los blogs podemos contribuir a hacer más cercano el problema y quitar esa idea de lejanía que contribuye poco o nada a la solución. saludos.

      Delete
  2. Creo que hay ciertas aptitudes que los adultos toman con los niños, ellos mismos les van mostrando los "tabus" y les obligan por ejemplo a Dar Besos a todo el mundo aunque no quieran. Dicen también, él será tu novio o novia cuando seas grande. Todos los niños deben "respetar" a los adultos, ellos siempre tienen "la razón", y cuando hablan los adultos, los niños deben callar. Es como si les enseñaramos a los niños que son menos, cuando solamente tienen menos experiencias en la vida. Es muy complejo este tema, me parece bien que lo hayas comentado, sobre todo porque está sobre la mesa a cada rato y la gente no habla de estas cosas. Mejor hablar que callar.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Me encanta esta parte porque la educación de las madres y padres hacia l@s pequeñ@s es muy importante;, es decir; si desde corta edad le enseñamos que uno tiene pene y una vagina, en lugar de palomita y chunchito, o le decimos que sus partes nadie se las tiene que tocar porque significa abuso, el/la niñ@ va a crecer conociendo de la situación y pudiéndose defender. Ejemplo: Si mi tío me toca mi pene (A los 7 años), yo ya se que eso no es correcto y por lo tanto lo denuncio ante mis padres, y así, crear una conciencia sin temor a que la juventud conozca de sexo.
      La principal prevención se consiguen brindándoles información a l@s pequeñ@s.

      Delete
    2. Mejor hablar que callar, así es. Completamente de acuerdo con lo que decís. Hay que hacerle frente a los tabúes, abrazos.

      Delete
  3. Un tema sumamente importante! Me haya gustado que terminas mencionando los niños varones también porque allí hay un tema de tabú inmenso que no se habla y que pocos muchachos abusados comparten como hicieron tus amigas.
    Te cuento que despedí a Santa esta Navidad porque de repente me pareció ilógico enseñarle a mi hija a apreciar un hombre desconocido porque le trae regalos. Por otro lado no la quiero engendrar miedo de todos los hombres buenos y confiables que es la mayoría...
    Saludos

    ReplyDelete
    Replies
    1. Tenés razón con lo de Santa y va ligado al tema de los tabúes. Saludos y gracias por leer y comentar.

      Delete
  4. Me sumo a tu propuesta de escribir sobre este tema, para ayudar a advertir a este tipo de comemierdas. Me encanta que hayás tomado la inciativa. Ahora mismo me pongo. (Y estoy de acuerdo con lo que dice Natalia).

    ReplyDelete
    Replies
    1. Gracias por sumarte Mildred, vos que has puesto el tema en tu blog y redes sociales en varios momentos, me alegra también poder contribuir. Abrazos.

      Delete
  5. Me encanta tu propuesta, en lo particular es un tema que me emociona. De 10 personas, 6 0 7 han sufrido abuso sexual. Puede leerse exagerado, pero el abuso sexual viene siendo cómo el bautismo, penitencia por haber venido al mundo. Imaginate que las cifras a abusad@s sexuales son altas, que son las contadas ¿y las que nadie cuenta? ¿Las que los niños y niñas por temor no se atreven a comunicar? ¿Las que los mismos padres y madres callan por imagen social? Y las que ni siquiera nos damos cuenta que son abusos... Para mí hay dos puntos importante; la educación en la familia (Que lo mencioné en el cómo respuesta al comentario de Natalia) y el comportamiento o impacto social, este último lo menciono porque nosotros mismos marginamos a las victimas, las re-victimizamos y les metemos en la cabeza que el mundo ha terminado, en lugar de verlo cómo una herida que puede sanar.

    Estos dos puntos me encantaría desarrollarlos mejor en mi próxima entrada.
    Rica la lectura, saludos.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Sí, yo por eso creo que no es ninguna coincidencia, sino que el problema es realmente serio y grave, y en realidad lo que uno lee y ve en los periódicos son casos que lamentablemente han trascendido por la violencia o porque se aborda desde una perspectiva lejana. Desde los blogs se puede acercar un poco más el problema. También porque creo que antes de informar a los niños y niñas se deben de informar y abrir los ojos los padres. Saludos.

      Delete
  6. Y una pregunta ¿Cuál es el peligro de asumir y compartir que uno ha sido abusado sexualmente?
    Saludos.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Uno de los peligros de la libre expresión en la Web son los "trolls" "acosadores", es un tema serio que también se debe tomar en cuenta, por eso digo que puede ser algo peligroso contar historias personales.

      Delete
  7. Yo también tengo amigas y amigos que me han confesado los abusos que han sufrido, así que eso no es coincidencia...

    ReplyDelete
  8. Ya es momento de pasar de lo íntimo a lo público ...

    ReplyDelete
  9. Y el silencio es más frío e implacable cuando los abusos ocurren en lugares alejados de la luz, el techo, la escuela y la apertura.

    Hablo de la vida rural, tan inexplorada como los océanos y con peligros y situaciones que cuando logran destaparse hay muy poco que decir desde una gran boca abierta.

    Me sumo a la iniciativa, Roberto, gracias por el impulso.

    ReplyDelete
  10. Y es que la forma en que las dis que instituciones que dis que velan por las mujeres han abordado el tema que lo han vuelto trillado, hablan de violencia contra la mujer es como hablar de calentamiento global, como tu lo dices tan lejano... en mi blog conte historias y traté de hacerla lo mas cercana posibles, es sobre Neyda, es importante tambien poner mucha atención a la violencia Psicológica, silencio y peligrosa....

    ReplyDelete
  11. Excelente Carlos!!! Lo que menciona el resto que ha comentado también me parece interesante... Sobre todo lo que dice la Natalia, de cómo educamos a los/as niños/as para obedecer... Eso es desempoderarlos y luego no entendemos porqué no denuncian... En relación a lo que mencionó después Roberto L. yo creo que debemos tener cuidado en no reforzar en los/as niños/as una idea negativa sobre su sexualidad. Pienso que debemos explicarles que la curiosidad por sus cuerpos es saludable (por que la sienten desde pequeñitos/as), pero que algunas personas adultas pueden aprovecharse de eso, y que deben aprender que decir NO a los adultos cuando algo les hace sentir incómodas es permitido.

    ReplyDelete
  12. También se debe pensar en las victimas a las que "no les paso nada" solo porque no se concreto el abuso en una violación. Sin embargo, son muchos traumas psicológicos los que provocan simples coqueteos y caricias de un adulto hacia un menor.

    ReplyDelete
  13. Al igual que vos colega, no soy creyente de las coincidencias. Creo mas bien en que las cosas suceden por algo. Abrirse y contar un testimonio de vida tan fuerte y sensible a la vez, como lo el abuso sexual no es fácil... Y si fueron tres historias de violencia estas, era justo y necesario tu escrito. No hay que esperar una más para actuar. Te felicito por la iniciativa y por tu actitud aliada para con las mujeres y especialmente la niñez.}

    Te comparto un Suplemento que trabajamos a finales del 2012 la revista La Boletina junto al Movimiento contra el Abuso Sexual MCAS. Precisamente habla sobre pistas de cómo identificar a los abusadores sexuales y qué hacer. Estos son algunos esfuerzos para informar a la gente, no es la solución a la problemática, pero sabemos que hablarlo, promover el tema y publicar lo que se pueda SI ayuda.

    SUPLEMENTO MASCARAS: http://sidoc.puntos.org.ni/isis_sidoc/documentos/14034/14034_00.pdf

    Un abrazo

    FA

    ReplyDelete
  14. Excelente tema; del que casi nadie habla. En cuanto a las probabilidades te aseguro que son más altas de lo que pensás. Como vos, habemos muchos psicólogos empíricos a los que nos toca tratar de ayudar a victimas de abuso sin tener la más mínima idea de como hacerlo mas que prestar nuestra atención y nuestros oidos, y a veces nuestro hombro para llorar. Por otro lado, hay ciertos mitos en todo esto, uno de ellos es ue sólo las niñas sufren de abuso, -error- niños y niñas corren el mismo riesgo. Otro error es confundir violación con abuso, pero para eso lo que falta es educación y concientización.

    En fín, me apunto a escribir algo, saludos.

    ReplyDelete
  15. Sí, es muy pero muy importante esto. Excelente que lo tocás de una manera muy honesta. Yo creo que le rompería hasta los pelos de la cabeza a cualquier comemierda que tan siquiera intente hacer algo así con Irene. Sea familia o lo que sea. La integridad personal de los niños se ve rota abruptamente, y eso no lo podemos permitir.

    ReplyDelete