Buscame en Follow czeroberto on Twitter (o mejor hacele clic al botón)... y si te gusta el blog, podés también darle like a la página en Facebook

Wednesday, August 20, 2014

La sonrisa de Fidel y las historias de Irene

Fidel voltea a verme y sonríe. Dicen que así se comunican los bebés, así hacen contacto y te dejan saber que te ven, quizás quiere reconocerme o tal vez es sólo curiosidad por los anteojos que llevo puestos.

Yo hago lo único que puedo hacer, devolverle la sonrisa, poner cara de bobo, hacer alguna “gracia”. A María y Álvaro les divierte la forma en cómo le hablo a Fidel, las respuestas que imagino me da a las preguntas que le hago. ¿Por qué me está cargando este sujeto con anteojos que habla en español?, me pregunta, “soy tu tío”, le respondo.

Hace ya tres años conocí a mi sobrina Irene en este mismo país, Dinamarca, durante un fin de semana de receso de un diplomado. Ahora, conozco a este nuevo miembro de mi familia unas semanas antes de iniciar una maestría de dos años que haré aquí, en el país de Irene y Fidel.

Saber que voy a tener la oportunidad de ver a mis sobrinos con mayor frecuencia hace que la experiencia de reunirme con ellos sea diferente. Esta vez podré escucharlos y verlos crecer, ser parte de sus vidas, ser el tío que vive en el norte del país y que los visita de vez en cuando.

Por ahora es Irene quien cuenta cómo ella quisiera poder saltar hasta alcanzar las nubes. Álvaro le explica que ni con su tamaño podría alcanzarla hasta allá, y no podría ayudarla a bajar. Irene piensa por un momento, y responde que entonces debería de intentar volar hasta alcanzarla.