Buscame en Follow czeroberto on Twitter (o mejor hacele clic al botón)... y si te gusta el blog, podés también darle like a la página en Facebook

Sunday, June 12, 2016

Paciencia mi pequeño Padawan

Si tuviese que describir mis casi dos años de estudio en Dinamarca con una palabra tendría que ser: “Paciencia”. Después de dos años de vivir en la ciudad más feliz de Europa, Aalborg, en el país más feliz del mundo, esa es la única palabra que me viene a la mente.

Todavía en Nicaragua, donde el precio de una mandarina era accesible, sabía que mis ahorros no darían para tantos meses de estudio en el país más barato de Escandinavia. Y durante un año, “Paciencia” fue lo único que me motivó a seguir buscando trabajo. A buscar prácticas o pasantías no pagadas después, en un cambio de estrategia a la desesperada. Al final todo resultó bien, soy testigo de que paciencia + perseverancia a veces funcionan. Tener ahorros; más de 13 años de experiencia laboral; y gente que te echa una mano en emergencias, son esenciales. Suerte es un concepto demasiado esotérico para mi gusto.

Y en medio de eso: el invierno. No es el frío, pero la oscuridad la que aún me causa ansiedad sólo de pensarla. Y eso que mi primo que vive en Copenhagen (la ciudad con más primeros lugares de Dinamarca) ya me lo había advertido. “Qué exagerado” –pensé. La noche es oscura y llena de terrores. Esa que aquí viene a las 3:00 de la tarde y se va momentáneamente a las 9 de la mañana en días que no llueve o nieva o solamente está gris porque sí. En Games of Thrones están esperando el invierno, aquí viene todos los años. Aprendí a encender candelas, planeé comprar una lámpara que asemeja la luz del sol. Sólo “Paciencia” me ayudó a esperar lo que aquí llaman primavera y luego verano, una suerte de estado mental colectivo que al menos en lo que respecta a la luz solar es constante todos los años.